Cómo planificar una dieta equilibrada

0

A la hora de organizar nuestros menús debemos ponernos un objetivo claro: conseguir planificar una dieta equilibrada, adecuada a la edad y que nos permita cubrir las necesidades tanto calóricas como de nutrientes necesarios en cada circunstancia de la vida.

Desde el punto de vista energético, una dieta equilibrada aportará:

  • Proteínas: entre un 12 – 14% de las calorías totales.
  • Lípidos: entre un 25 – 30%.
  • Hidratos de carbono: entre un 55 – 63%.
  • Fibra: un 3% aproximadamente.

También, para que una dieta sea equilibrada, es fundamental que:

  • La ingesta de estos nutrientes se reparta en 3 – 5 tomas al día.
  • El desayuno aporte un 25% de las calorías diarias totales y sea equilibrado, con un aporte adecuado de proteínas, lípidos y glúcidos.
  • Las comidas y cenas incluyan una gran variedad de alimentos en la cantidad adecuada para garantizar el aporte de todos los nutrientes necesarios.

Además, para planificar una dieta equilibrada…

Nuestros menús deben cumplir 5 normas básicas:

  • Contener la dosis de proteínas justa: No se deben combinar grandes cantidades de alimentos con alto porcentaje proteico, ni tampoco al contrario.
  • Incluir siempre verduras y hortalizas: Son bajas en calorías, pobres en grasas y ricas en minerales y en fibra. Además, equilibran, aligeran y dan volumen a las comidas.
  • Aportar una buena cantidad de fibra dietética: Si un plato se elabora con productos que no tengan fibra, deberá contrarrestarse con otros que la contengan en mayor dosis.
  • Asegurar un buen contenido de calcio: Incluir en cada menú alimentos ricos en este mineral y que mantengan el equilibrio calcio/fósforo.
  • Elevar el nivel vitamínico con alimentos crudos: Debemos introducir hortalizas crudas o frutas en cada comida.

Nuestro consejo:

Dedica el tiempo suficiente a esta tarea diaria tan importante y recuerda que “somos lo que comemos”

Comparte si te ha gustado