Cómo aprovechar el valor nutricional de frutas y verduras

0

Las frutas, verduras y hortalizas suponen un aporte excepcional de nutrientes esenciales para nuestro organismo, por ello, aprovechar el valor nutricional de frutas y verduras ha de ser un objetivo prioritario.

Consejos para aprovechar el valor nutricional de frutas y verduras

  • Escoge frutas y verduras de temporada y de proximidad.
  • Compra lo que vas a consumir a corto plazo y evitarás el almacenamiento prolongado.
  • Lava (con abundante agua), pela y corta en el momento del consumo o cocinado. Nunca laves antes de guardarlas en el frigorífico, el exceso de humedad contribuye al deterioro prematuro.
  • Come la piel de la fruta así como las hojas y capas exteriores de las verduras y hortalizas siempre que puedas, pues son las que contienen más nutrientes.

Por ejemplo:

  1. Las antocianinas de las berenjenas se encuentran en la piel
  2. La piel de la manzana tiene al menos el doble de vitamina C que la pulpa
  3. Las hojas verdes exteriores de la lechuga contienen más hierro, calcio, vitamina C y clorofila que las hojas blancas.
  • Conserva los alimentos de forma adecuada, aquellos que precisen frio en la nevera y los que no, en lugar fresco y seco. Truco para conservar mejor los plátanos: en lugar seco envueltos en papel de periódico. NO en nevera.
  • No rompas el ciclo de frio durante más de 2 horas de aquellos alimentos que compres refrigerados listos para consumir y consúmelos en el tiempo que marca el etiquetado.
  • Cuando congeles alimentos:
  1. Coloca el alimento en recipientes de uso alimentario y tamaño adecuado a la porción a congelar.
  2. Congela al menos a -18 ºC
  3. Descongela el alimento en el frigorífico.
  4. Evita la descongelación en el microondas. Si te resultase imposible, usa siempre recipientes de cristal para el microondas.
  • Si te haces un zumo o licuado, bébelo después de prepararlo para evitar que se oxide.
  • Cuando uses la cocción como método de cocinado:
  1. Pon los alimentos a cocer con el agua hirviendo mejor que con el agua fría
  2. Hiervelos a fuego medio.
  3. No cuezas los alimentos en exceso, 18-20 minutos son suficientes.
  4. Aprovecha el agua de cocer para hacer una sopa de verduras. No lo converses si cueces solo espinacas, acelgas y remolacha por su alto contenido en nitratos.
Comparte si te ha gustado