Ideas para fomentar una correcta educación nutricional infantil

0

Todos sabemos lo importante que es llevar una buena alimentación para disfrutar de un buen estado de salud. Por este motivo, hay que aprender a comer y practicar hábitos alimentarios saludables desde pequeños.

Es mucho más fácil inculcar los hábitos a un niño en los primeros años de su vida, cuando quiere “probar todo” que reconducir un hábito a cierta edad.

Si a un niño desde pequeño le damos frutas y verduras, según va creciendo no le supondrá un sacrificio comer este tipo de alimentos porque está “acostumbrado” y ya tiene el “hábito saludable” de comerlos.

El entorno familiar y el colegio juegan un papel muy importante para conseguir estos objetivos, pues son los lugares donde los niños “aprenden a comer”.

La educación nutricional infantil es una parte más de la educación.

Y desde la infancia tienen que abordarse diferentes aspectos en materia de alimentación y nutrición. Sólo de esta forma conseguiremos que los niños adquieran hábitos alimentarios saludables.

Consejos para promover una correcta educación nutricional infantil

  • Enseñarles los grupos de alimentos
  • Hablarles de lo que son alimentos saludables y no tan saludables
  • Hablarles de los nutrientes que necesita el cuerpo y que obtienen a través de una dieta
  • Enseñarles las características organolépticas de los alimentos: aspecto, olor, sabor, textura,
  • Incluir en su dieta nuevos alimentos
  • Mostrarle las diferentes formas de preparación de ellos (asados, hervidos, a la plancha, fritos, guisados, crudos, etc)
  • Evitar que coman siempre lo mismo para que no les resulte aburrido.
  • Despertar en ellos la curiosidad por conocer diferentes formas de comer y ofrecerles alimentos propios de otras culturas.
  • Indicarles cuál es el tamaño ideal de las raciones, evitando comer tanto en exceso como en defecto.
  • Hacerles participes de las actividades que giran alrededor del acto alimenticio: ir a la compra, preparación de las comidas, etc.
  • Enseñarles a relacionar los beneficios de una correcta alimentacion con el estado de salud, la capacidad para trabajar, para hacer deporte, para disfrutar del tiempo libre.
  • Hacerles reflexionar sobre el valor de los alimentos, lo que cuesta comer y la necesidad de evitar el desperdicio.

Esperamos que estos consejos os resulten prácticos.

Os animamos a sumaros al reto de promover una correcta educación nutricional infantil e introducir a vuestros pequeños en los hábitos alimentarios saludables.

 

Comparte si te ha gustado