Cuida tu alimentación, los alimentos son nuestro combustibe

0

“Cuida tu alimentación” debería ser una asignatura más en el colegio

A pesar de que la alimentación es una de las materias más importantes, en el colegio nunca nos dieron clases de esta asignatura, una asignatura que nos enseña a determinar la manera más saludable de comer para disfrutar de un buen estado de salud a lo largo de nuestra vida.

  1. Los alimentos son nuestro combustible
  2. Nosotros somos lo que comemos
  3. Cuida tu alimentación

Ya hemos hecho referencia en post anteriores a la importancia de una alimentación saludable y equilibrada y los riesgos que pueden provocar situaciones como el sobrepeso, la obesidad, la anemia, la diabetes y otras situaciones resultado de una “malnutrición”.

Si analizamos el ritmo de vida actual vemos que está muy marcado por el consumo de alimentos, de bebidas, sustancias procesadas y diseñadas para una ingesta apetitosa, que no siempre resultan ser poco nutritivas y sanas. Tampoco consumimos solo alimentos, sino también información, tecnologías, energías, materiales a un ritmo descomunal, en ocasiones incluso compulsivo.

Situaciones como la insatisfacción, el aburrimiento, la soledad, la tristeza, la sensación de infelicidad, la falta de cariño, las presiones internas y externas, la falta de autenticidad, la falta de estímulos, en definitiva, la falta de emociones positivas y de satisfacción en nuestras vidas nos lleva al sobreconsumo, a tener ganas de comer cuando no lo necesitamos desde el punto de vista fisiológico y a comer “lo que no debemos”.

Ante estas situaciones te aconsejamos:

  • Mantener un estado mental positivo.
  • Practicar ejercicio físico.
  • Escuchar a tu cuerpo y hacerle partícipe de tus decisiones.
  • Escoger una alimentación adecuada.

Cuida tu alimentación, una adecuada o inadecuada alimentación influye en todos los ámbitos de tu vida. Ten en cuenta que todas las personas pasamos por estados de ambivalencia es decir, por situaciones de “sentimientos mezclados” o indecisión y cuando hayas conseguido decidirte por lo beneficioso experimentarás una tremenda sensación de satisfacción.

Para concluir os dejo una frase de Hipócrates, “El Padre de la Medicina”:

“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”.

Cuida tu alimentación, te animamos a combatir situaciones desfavorables con hábitos saludables, tales como practicar ejercicio, escoger una alimentación adecuada, relacionarse, salir a la calle a pasear, etc.

Comparte si te ha gustado